Trece consejos

Hace tiempo que quiero escribir algo sobre la montaña en invierno. Consejos, técnicas, seguridad, orientación y esas cosillas que puedan servir como punto de partida para quien empieza y, de reflexión para quien tiene más experiencia. El problema es que no sé por dónde empezar. ¡Hay tantos temas! Empiezo con uno y me salen otros tres.

Así que para empezar ahí van mis  trece consejos para ir a la montaña en invierno:

  1. No vayas solo. Elige y conoce a tus compañeros. Que no sean demasiados.
  2. Planifica tu excursión según la dificultad, el grupo, el estado de forma, las condiciones de la nieve y del tiempo
  3. Lleva el material adecuado (crampones, casco, piolet, manta térmica…)
  4. ARVA, pala y sonda siempre contigo, incluso cuando pienses que no te van a servir.
  5. Aprende el uso del ARVA, la pala y la sonda y práctica.
  6. Aprende a leer el parte nivológico.
  7. Ten siempre a mano un plan B, la montaña cambia continuamente y tú debes cambiar con ella.
  8. Respeta al resto de montañeros y el ambiente en el que estás.
  9. Ten el teléfono (posiblemente en silencio y cargado) en una funda impermeable y en un lugar caliente alejado del ARVA.
  10. Avisa a tu chica/o, mamá, papá… cuando llegues de vuelta al coche, no les tengas preocupados. Avisa antes de tus planes y las posibles alternativas.
  11. Localiza siempre donde estás en cada momento. (Altímetro, brújula, mapa, gps,…)
  12. No tengas miedo de renunciar a la cima, haz caso a tu sexto sentido.
  13. Diviértete como un niño que viera la nieve por primera vez.

En la próxima entrada empezaremos a entrar en detalles…

<ir al capítulo 2>