Este año parte de las vacaciones familiares la hemos pasado en la Val Maira, un pequeño valle de los Alpes Cocios. Situado en la provincia piamontesa de Cuneo, en la frontera entre Italia y Francia, forma parte de los valles occitanos, donde aún se habla el provenzal occitano.

Además de ser un lugar rico de historia por su situación geográfica, escenario de guerras de religión, de frontera e incluso protagonista en la guerra de sucesión española, ha mantenido la genuinidad y, por el momento sobrevive indemne al turismo de masa. Nada de hoteles de lujo y centros comerciales; sólo hostales y tiendas de ultramarinos “de todo un poco” de las de toda la vida en montaña.

La Val Maira tiene 45 km de largo y toma el nombre del torrente Maira o Mera, me parece que se dice en castellano. Se extiende de oeste a este, desde la localidad de Saretto hasta la llanura Padana. En total 14 pueblos pintorescos rodeados por montañas de más de 3.000 m. (mapa).P_20160806_110206

Montañas vírgenes para todos los gustos. Campo base ideal para excursiones a pie o en bicicleta, de montaña o de carretera, vías ferratas, alpinismo clásico, escalada deportiva, esquí de fondo o de travesía y cualquier actividad que os podáis imaginar. Aquí van algunas de ellas:

Vías ferratas
Las dos más famosas de la zona son las del Monte Oronaye (3.100 m.) difícil D  y Camogliera (1.320 m.) difícil D. (Las descripciones están en italiano, si alguien tuviera algún problema con la lengua que se ponga en contacto conmigo)

Trekking
De entre todas las posibilidades de excursiones de varios días podríamos destacar el sendero “Roberto Cavallero”, un trekking de cinco días por encima de los 2.500 m. de altura. Obviamente cada uno lo puede modificar a su gusto. En este enlace encontraréis los puntos de apoyo y demás información (también en italiano, pero lo dicho, si necesitáis ayuda, sólo tenéis que pedirla).

Escalada en roca
El acantilado del Russet con 21 vías de 30 metros, desde 5a a 7b es un lugar ideal para los amantes de la escalada deportiva.
En cuanto a las vías de varios largos, el Grupo Castello-Provenzale ofrece vías clásicas y modernas para todos los gustos. Varios ejemplos aquí.

MTB y de carretera
En la Val Maira con la bicicleta de montaña se pueden llegar a rozar los 3.000 m. por pistas forestales y viejos caminos militares. Por aquí pasan tanto los senderos occitanos como la GTA (gran travesía de los Alpes). Montones de propuestas en este enlace.
Pero si lo vuestro son las ruedas estrechas tampoco hay problema, no os faltarán pequeñas carreteras de montañas ni tampoco compañía de ciclistas holandeses, franceses, suizos e italianos que por aquí abundan.

Excursiones
Qué decir, desde un paseo con niños por encima de los 2.500 m, entre lagos alpinos donde pastan las vacas de raza piamontesa, a excursiones con mucho desnivel llegando a cimas de más de 3.000 m. por la vía normal. Reseñas

Además, aunque no conozco la zona en invierno, me consta que es un verdadero paraíso para el esquí de travesía, el de fondo y las cascadas de hielo. Más de 100 itinerarios de esquí de travesía para todos los gustos y niveles, desde los más fáciles a otros que, viendo la pendiente aun sin nieve, ya se me atragantan. Para el fondo hay una pista central de 50 km que recorre el valle y otras secundarias más pequeñas. En cuanto a las cascadas, la mayoría están cerca de los pueblos de Stroppo y Prazzo, destacando la ascensión al monte Cerello de 2.808 m. III.P_20160806_110338

Para terminar os recomiendo en camping donde acampamos nosotros. Bueno, bonito y barato. Un camping como se debe, a 1.700 m. en un bosque de alerces donde se tiene la sensación de la acampada libre, ni electricidad ni piscinas, sólo los baños. Está administrado por un guía alpino y los precios son de 3€ por tienda y 4€ por persona. Y por si fuera poco son muy majetes. Ahí va el enlace con los dos camping que tienen en la zona.

Ya sólo os queda ir, buena montaña a todos.